Estreno de “2.14” en Sotocine

El pasado sábado 28 de junio se estrenó con gran éxito de asistencia en el Centro cultural de Soto de la Marina, dentro del programa de La tarde de los cortos, el cortometraje “2.14”, con el que se da por finalizada la actividad de Sotocine hasta el próximo mes de septiembre. Esta película constituye la segunda obra del director cántabro José Luis Santos tras “Hablamos esta noche”, y está protagonizada por María Castillo, premio Noray a la mejor actriz en Sotocine 08.

María Castillo, con el director José Luis Santos y Paco España.

Numeroso público se desplazó hasta el Centro cultural de Soto de la Marina.

Los actores Fernando Ruiloba y David San Emeterio.

Fotografías de José Ángel Freire.

CRÍTICA DE “2.14” EN EL DIARIO ALERTA:

“2.14” es el título del nuevo cortometraje que el joven cineasta santanderino José Luis Santos presentó este sábado en Sotocine, y supone un giro radical -al menos, en apariencia- con respecto a su anterior trabajo, el premiado corto “Hablamos esta noche”. Si en su ópera prima Santos optaba por una historia de suspense, férreamente anclada en la actualidad y con coluntaria huida del “happy ending”, en esta nueva entrega prefiere decantarse por un argumento alegórico cargado de fina ironía para, de nuevo, ofrecer una visión crítica de nuestra sociedad. Con elementos que bien pudiera haber utilizado Terry Gilliam para su “Brazil”, José Luis Santos reinventa las antiutopías totalitarias, que traslada al aquí y ahora, y lo dota de verosimilitus salpicándolo de referencias que lo ambientan en lo más trillado de la cultura popular: radiofórmula, telebasura, libros de autoayuda… Un perfecto repaso a los mecanismos de lo que Vicente Romano llamara, a principios de los noventa, la “formación de la mentalidad sumisa”. No obstante esta voluntad crítica, el film se sigue con atención, tanto que ni siquiera se repara en que dura casi veinte minutos; en parte se debe al buen hacer del responsable de realización técnica, Carlos Zárate, y, sobre todo, a la inspiración del reparto: Víctor Lamadrid y María Castillo esán impecables en su papel protagonista. Y, en lo que empieza a ser una tradición, aparece de nuevo un Romón (Alberto, esta vez) como secundario. Mención especial merece el intérprete Fernando Ruiloba, a quien ya podríamos considerar el “actor-fetiche” de Santos. A su favor juegan una dicción más controlada y una intensa presencia, con la que redondea una interpretación llena de matices, a la que la fotografía ha sabido sacar un gran partido. A destacar también el recurso cómico, a modo casi de entreacto, que el director se saca de la manga en una satírica escena de “zapping” en la que ajusta cuentas con la triste telerreaoidad española. En definitiva, esta nueva aventura de José Luis Santos no sólo no defrauda al espectador de “Hablamos esta noche”, sino que afianza las expectativas de un cineasta en ciernes que, además ha trabajado “sin ningún tipo de ayuda económica, pública ni privada”. Ahí queda eso.

Javier Menéndez Llamazares.

Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s